Se contagia AMLO, otra vez, de ‘covidcito’

Mientras la pandemia por Covid-19 va en aumento en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador se presentó con síntomas de coronavirus a su conferencia, sin cubrebocas y llamando “Covidcito” a la nueva variante Ómicron. Horas más tarde, confirmó que padece la enfermedad, por segunda ocasión.

Mediante su cuenta de Twitter, el mandatario informó que los síntomas son leves, permanecerá en aislamiento, realizará trabajo de oficina y el secretario de Gobernación, Adán Augusto, se encargará de estar en Las Mañaneras, así como otros actos.

En días previos, el Presidente se reunió con la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, quien dio a conocer el 7 de enero pasado que había obtenido un resultado positivo en la prueba para detectar si era portadora o no del SARS-CoV-2.

Este lunes, López Obrador lucía cansado, tenía voz ronca y al llegar a su conferencia sólo dio los buenos días a los representantes de los medios de comunicación, dejando de lado su ya tradicional “¡ánimo!”.

Además se escuchaba ronco, y ante la pregunta obligada respondió: “Sí, amanecí ronco… Me voy a hacer la prueba más tarde, pero yo creo que es gripe”.

-Esperemos… a cuidarse, le respondió el reportero.

Durante la Mañanera, estuvo –sin utilizar mascarilla– junto al vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, y con el titular de la Procuraduría del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield.

Y presentó siete recomendaciones de la Secretaría de Salud, entre las que destacó que en caso de tener síntomas de Covid-19, la persona debía asumir que estaba contagiada, aislarse y tomar paracetamol.

Además, dijo que se debe medir la oxigenación, la cual si es más de 90 y no se presenta fiebre debe evitarse hacer una prueba covid.

Añadió que los empleadores no deberán pedir pruebas Covid a sus empleados pues hay escasez de éstas a escala mundial.

“La gran mayoría de las personas vacunadas la variante Ómicron es un covidcito, o sea, no tiene la potencia que tenía la variante Delta”, expresó López Obrador.

Esta es la segunda vez que el Presidente se contagia de Covid-19; la primera fue el 25 de enero de 2021, por lo que en ese entonces se ausentó por más de una semana de su conferencia.

El Gobierno federal ha minimizado la pandemia y, recientemente, la cuarta ola de contagios.
El 4 de enero pasado, en conferencia, negó que ésta existiera e insistió a las universidades que regresen a clases presenciales; incluso expresó que “ ya se pasaron”; cuatro días más tarde, México rompió récord de casos reportados en 24 horas, con 30 mil 671 positivos.

Apenas el viernes pasado, el secretario de salud, Jorge Alcocer, declaró que algunos casos leves de Covid-19 en niños pueden ser tratados con tés, paracetamol y ungüentos como el vaporub.

A estas declaraciones se suman las de otros personajes de la política mexicana que han pedido no caer en pánico y no acudir a realizarse pruebas al menor síntoma.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que no es necesario que los habitantes de la capital del país que presenten síntomas se realicen una prueba, porque la población está vacunada.

En tanto, el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, llamó a la población a no bajar la guardia y descartó la posibilidad de que se frenen algunas actividades en los sectores educativo o económico, porque eso generaría pánico.

“Tengamos en cuenta algo importante, esta variante Ómicron, si bien es contagiosa, no es tan letal como lo fue en un inicio el coronavirus, lo que resulta un aliciente para quienes se han contagiado, ya que con cuidados paliativos correctos pueden superar esta enfermedad en menor tiempo”, señaló en un comunicado.

CON INFORMACIÓN DE JORGE X. LÓPEZ

Pese a tener los cuidados ‘me contagié’

Por: Valeria Chaparro

El incremento de contagios Covid-19 que se registra en el país ya alcanzó también a quienes están en la primera línea de defensa contra el virus: el personal de salud.

Lizeth Carrera, recién egresada de la carrera de Medicina, comentó a este diario que trabaja en un consultorio particular y es la segunda vez que resulta positivo.

“Tratamos de tener todas las medidas, pero a veces es inevitable que los contagios pasen. Yo, por ejemplo, traía cubrebocas, guantes y careta siempre que atendía a un paciente y de todas maneras me contagié”, externó.

En ese sentido, la doctora –quien ya cuenta con dos dosis de la vacuna– manifestó que en su lugar de trabajo muchas de las consultas son por sospecha de Covid o gripe, “aunque a estas alturas, las gripes también terminan siendo Covid”.

La mujer de 24 años afirmó que fue precisamente la vacuna la que ayudó a que no tenga una enfermedad “tan fuerte. Ya llevo siete días aislada, así que pronto me vuelvo a hacer la prueba para regresar a trabajar”.
LEG

Ir al contenido