El último rey, nadie lo pudo detener

el último rey

El caso Vicente Fernández siguió su curso como se esperaba, con información fluyendo de todos lados, esperando las declaraciones de los implicados en este proceso legal con respecto a la transmisión de la serie biográfica El último rey. El hijo del pueblo, por la que TelevisaUnivisión se hizo acreedora a una demanda por parte de la familia Fernández.

Mientras que a través de un video difundido por las redes sociales, doña Cuquita dejaba en claro que estaba muy triste por lo que está sucediendo en torno a la producción de Juan Osorio.

“Vicente se fue pero creo que hay gente que está abusando de su nombre. Hicieron una serie desde octubre, la sacaron ahora que ya no está”, argumentó. Al mismo tiempo dejó en claro que él la habría apoyado en esta decisión.

TE PUEDE INTERESAR:   A pesar de la demanda que pesa sobre la serie de Vicente Fernández, hoy se estrena El último rey. El hijo del pueblo

“No estoy sola si quieren abusar de mí, tengo a mi familia tengo a todo el público que me apoya y que creo mucho en las leyes que también es muy importante”, señaló.

El video fue muy breve, a partir de entonces toda la información que se generó a lo largo del día por parte demandante, corrió a cargo de los abogados de la familia Fernández.

Caso contrario a la duración del video de doña Cuquita fueron los más de 20 minutos que le dedicaron en el programa Hoy para hablar de esta serie en la que Osorio confirmó la transmisión de la misma.

Insistió en el “gran respeto por la familia Fernández” y en que el suyo es un contenido hecho con el “compromiso de cuidar al ídolo”, así como su trayectoria y que el público es el que debe “decidir qué le gusta y qué no le gusta”.

El abogado Marco Antonio del Toro, abogado de la familia Fernandez, explicó que el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) «resolvió dictar 10 medidas en contra de empresas de Televisa y de Editorial Planeta para efecto de que cesen de usar la marca, el nombre y fotografías para vender un producto» y que lo único que se reclama es el uso del nombre y la imagen registrados, con el fin de vender un producto (la serie).

De esta forma las consecuencias pueden costarle un aproximado de 20 millones por cada uno de los 10 procedimientos que se entablaron.

En entrevista realizada horas antes del estreno de la serie biográfica, la abogada Angélica Gómez Mendieta, especialista en temas de derechos de autor, dijo que: “Si usan el nombre que es marca registrada, como es una cuestión administrativa, si les dejaron la notificación, tienen 15 días para contestar. Aunque, si hubieran llegado a la televisora en el momento en que está la serie al aire, podrían detenerla, pero como esto es algo grabado es poco probable”, dijo a 24 HORAS.

Su nombre artístico está registrado en el Instituto Mexicano del Derecho de Autor desde 2005, mientras que el logo VFG fue registrado apenas el 28 de febrero de 2019, al igual que su firma, época en la que el intérprete.

“La familia sí tiene todo el poder legal ya que finalmente es una serie de Vicente Fernández”, incluso, la abogada consideró que la televisora hubiera pensado muy bien la situación y utilizar un nombre ficticio como lo han hecho diversas producciones nacionales e internacionales. “Si no lo dicen, los nombres, no van a tener problema”, pero eso no fue así.

Y, como sí se transmitió El último rey por Las Estrellas, este es un problema, considera, “en materia administrativa, donde los plazos son largos, así que empiezan a transmitir mientras la empresa responde a esta demanda o se pidió un amparo. Pero como no se canceló la señal, se descarta un problema en materia penal”, añadió la experta en derechos de autor.

Tequila, fragancias, espectáculos, y una gran cantidad de bolsos hasta equipaje, pasando por publicaciones, están registrados para ser comercializados con el nombre de Vicente Fernández y Don Vicente, por mencionar algunos.

NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA

Y como era de esperarse, la transmisión de El último rey. El hijo del pueblo inició como estaba planeado, a las 20:30 horas de este lunes 14 de marzo; apegado a la obra literaria de la argentina Olga Wornat, la serie ya estaba al aire, con la historia del secuestro de Vicente Fernández Jr.

Algo que llamó la atención es que esta serie, al igual que El patrón del mal, Televisa echó mano de imágenes reales de, por ejemplo, una marcha que se realizó para exigir a las autoridades el rescate del primogénito.

Hubo quien dijo que la serie “es una porquería” con tan solo ver el primer segmento de la misma.

Jahir Alberto publicó un post para comentar el estreno de la “serie chafa que meterá en pedos legales a Televisa; otro más decía “todos hablando de El último rey y nadie se preocupa por la ex-presidiaria.

“Juan Osorio no es productor para proyectos así, que mejor lo dejen con las novelas de comedia”. Otro posteo más: “Con todo respeto, pero Don Vicente de viejo no se parece nada.

Voy a esperar a la serie de Netflix. 7/10”. Y el remate Sinceramente el primer episodio dejó mucho que desear cómo que la quisieron hacer estilo Luis Miguel pero, no les salió”.

Y así, transcurrió la noche. Mientras el primer capítulo de esta producción seguía su curso, los comentarios negativos se leían en las redes sociales.

LEG

Ir al contenido