¿Cómo priorizar un dispositivo en una red Wi-Fi para una mejor conectividad?

Wi-Fi

En la gran mayoría de los hogares, hoy en día, suele haber una multitud de dispositivos conectados a la misma red de Wi-Fi: ordenadores, tabletas, móviles y hasta relojes y televisores. Teniendo en cuenta que el ancho de banda de una red Wi-Fi, es decir, la cantidad de información transmitida a través de Internet en una determinada cantidad de tiempo, es limitada, cada dispositivo conectado a la red compite por una porción de ancho de banda.

De esto se desprende que mientras más dispositivos se conecten a la red, más ancho de banda necesitarás para asegurarte de que la calidad de la conexión se mantenga en cada uno, sobre todo cuando en un dispositivo en particular se está llevando a cabo una tarea particularmente importante que demande más ancho de banda, como una videoconferencia laboral, por ejemplo.

Te puede interesar: Cómo proteger tu WiFi router

Aumentar el ancho de banda, en todo caso, si bien es factible, puede ser costoso, por lo que existe otra solución: priorizar un dispositivo.

Priorizar un dispositivo en una red Wi-Fi significa asignarle una importancia mayor dentro de la red para que este reciba una cuota más grande del ancho de banda disponible, expresada en porcentajes. Así, puedes configurar tu red Wi-Fi para que, por ejemplo, cuando tu ordenador esté conectado, reciba un 70% del ancho de banda disponible (y cuando no lo esté, el ancho de banda se distribuirá normalmente). Esto se logra a través de una configuración del router llamada Calidad de Servicio (QoS, por sus siglas en inglés).

Para acceder a esta configuración, solo debes acceder a la página del router introduciendo tu IP (por ejemplo 192.168.1.1 y 192.168.0.1) Una vez ahí, debes encontrar la pestaña correspondiente a las conexiones inalámbricas, y dentro de esta, la configuración de Calidad de Servicio o QoS.

Te puede interesar: ¿Cómo pueden impactar las guerras en el sector de importación y exportación de una compañía?

A pesar de que la mayoría de los routers del mercado incluyen esta configuración, la misma suele estar deshabilitada por defecto. Por esta razón es importante acceder a la configuración del router, habilitarla y configurarla. El modo de hacerlo varía según cada compañía, pero en general se sirve de asignarle un porcentaje de prioridad a una IP especifica o a un rango de IPs.

De esta forma podrás indicarle a tu router que la conexión de tu ordenador es la más importante, por lo que siempre que este esté conectado a la red, debe priorizarse su tráfico y debe recibir, así, un porcentaje mayor del ancho de banda disponible.

JC

Ir al contenido