¿Qué hizo el Batallón de San Patricio y por qué México nunca lo olvidará?

Batallón de San Patricio

¿Sabías que un grupo de irlandeses y europeos combatieron a lado de las tropas mexicanas en la invasión de EU a México? Sucedió y se trató del Batallón de San Patricio. Aquí te contamos todo.

De 1846 a 1848 se dio la invasión de tropas estadounidenses a territorio mexicano por orden de James Polk, Presidente de EU, quien pretendía que la expansión del territorio norteamericano llegará hasta Coahuila y Tamaulipas.

Aunque solo el Estado de Texas, Nuevo México, Arizona, California se anexaron al territorio de los Estados Unidos en el Tratado de Guadalupe Hidalgo.

La tarea estaría a cargo de los soldados americanos sumando fuerzas con inmigrantes europeos de países como Alemania, Francia, y sobre todo Irlanda.

Te podría interesar: ¡Ya hay fecha ! Netflix lanzará su propia serie del videojuego Resident Evil 

El ejército de EU llegó a Matamoros, John O’Riley, inmigrante irlandés, solicitó visitar la Catedral de Nuestra Señora del Refugio, ya que él y otros europeos, profesaban la religión católica.

Esto no era del agrado de los estadounidenses ya que profesaban el protestantismo, corriente que considera que el cielo se gana con obras y no solo con la fe, como lo considera el catolicismo.

Las ideas religiosas de los inmigrantes europeos no coincidían con el ejército de EU, razón por la cual imperó la desconfianza de que podrían congeniar con los mexicanos, es decir, el bando contrario.

Los soldados norteamericanos imponían castigos y burlas a los mexicanos católicos, pero también a los inmigrantes, situación que ocasionó el hartazgo de los europeos y decidieron luchar por la causa mexicana.

Es así que surgió el Batallón de San Patricio encabezado por John O’ Riley junto a Patrick Dalton, el ejército fue conocido como los Patricios.

San Patricio es el santo patrono de Irlanda, fue uno de los misioneros más reconocidos en Europa por sus acciones altruistas.

Te podría interesar: Hoy es el Saint Patrick’s Day ¿Sabes qué se celebra en este día verde?

Los Patricios hicieron un estandarte de color verde en el fondo, en el centro se sitúa un arpa dorada junto a la figura del santo y abajo de está estaba la frase: Erin Go Bragh (Irlanda por siempre).

El primer combate del batallón fue en la Batalla de Monterrey el 21 de septiembre de 1846 en la cual estuvo comandado por John, sin embargo tuvieron bajas por el ejército de EU del general Zachary Taylor.

Riley y Dalton lograron reponerse, en la Batalla de Angostura, desarrollada el 22 de febrero de 1847, en conjunto lograron replegar a los estadounidenses. Este triunfo hizo que ganara fama el batallón.

Posteriormente sumaron en sus filas un total de 800 soldados, con este batallón, el general Antonio López de Santa Anna, tomó la decisión de enviarlos a la Ciudad de México para resistir los ataques.

Te podría interesar: ¿Cómo incrementar tu velocidad de Internet Wi-Fi?

En la capital del país, el Batallón de San Patricio se enfrentó a las tropas rivales en la Batalla de Churubusco el 20 de agosto de 1887, pero 50 soldados sucumbieron ante los contrarios.

La decisión de Santa Anna le costó bajas significativas en sus tropas, por lo cual decidió refugiar a los patricios en el Convento de de Santa María de Churubusco, donde los rivales los acecharon.

El conflicto armado inició en el convento, pero ante la falta de municiones, los líderes y miembros de los patricios fueron capturados por los estadounidenses.

Lo anterior permitió que las tropas de EU tomaran el Castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847 y ondearon la bandera de Estados Unidos.

Los elementos de los San Patricios fueron llevados ese día a la Plaza San Jacinto, donde se les dictó sentencia a la horca por delitos de traición, no sin antes recibir 50 latigazos. Patrick Dalton murió ahorcado.

John O’Riley fue liberado por declarar en la corte marcial que traicionó a EU por discriminación y el maltrato que recibió por su creencia religiosa.

Te podría interesar: Venta de fotos contra los conflictos armados

Se le otorgó el perdón pero en su rostro se marcó una «D» de ‘desertor’. Posteriormente a su liberación continuó en las filas del ejército mexicano y fue trasladado a Veracruz y nombrado Mayor Permanente.

Pero dejó el cargo en 1850 por problemas médicos, John murió por fiebre amarilla ese mismo año.

Ese fue el fin del Batallón de San Patricio y por ello cada 17 de marzo se recuerda al batallón que defendió a México en la invasión de EU.

Actualmente hay un busto dedicado a John O’Riley en la Plaza de San Jacinto, Ciudad de México. Además hay una placa conmemorativa en San Ángel con el nombre de algunos integrantes del batallón.

LEO

Ir al contenido