Stoltenberg, la OTAN en vilo

Stoltenberg

El actual secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, no ha cambiado sus planes ni con la actual invasión rusa a Ucrania, y dejará su cargo el 30 de septiembre para dirigir el Banco de Noruega.

Nacido en Oslo, capital de dicho país, el 16 de marzo de 1959, creció rodeado de un ambiente político. Su padre, Thorvald Stoltenberg, fue embajador noruego ante las Naciones Unidas y ministro de Relaciones Exteriores de Noruega durante dos periodos (1997-2000 y 2001-2005). Su madre, Karin Stoltenberg, fue secretaria de Estado de Noruega en varios ministerios en la segunda mitad de la década de los ochenta.

TE PUEDE INTERESAR:   ¡Ay nanita! mujer va al hospital por infección pero no tenía eso…

Jens decidió pronto seguir el mismo camino hacia la política, incursionando en la Liga Juvenil Obrera (AUF).

En 2014 tomó el cargo de secretario general de la OTAN, cuando la organización pasó de ser una que había perdido protagonismo a una estelar, entre otros motivos, por la crisis geopolítica que involucra a Rusia y Ucrania… y tomando en cuenta que el elemento principal de discordia es la posibilidad de que este último país ingrese a la organización.

Durante su cargo, ha logrado que el gasto militar de los países que conforman la coalición aumente, pasando de 910 mil millones de dólares en 2014 a poco más de un billón en 2021, según los datos de la propia OTAN, y a pesar de la pandemia por Covid-19.

El 30 de septiembre Jens dejará su puesto y, dos meses después, se convertirá en el gobernador del Banco de Noruega, decisión tomada y anunciada por él mismo el pasado 4 de febrero.

La salida de Stoltenberg se produce tras la cumbre de la coalición en Madrid, en junio. En ella se decidirá quién será su sustituto, y parece que entre los aliados hay un amplio consenso en que tiene que ser una mujer. La ministra de Relaciones Exteriores y ex primera ministra belga, Sophie Wilmès, de 47 años, es vista como candidata. Aunque también lo es la expremier británica Theresa May.

Su nuevo puesto no está libre de polémica ni serán unas vacaciones. Líderes noruegos, especialmente de la oposición, analizan si su nombramiento podría debilitar la independencia del Norges Bank.

 

LEG

Ir al contenido