¿Qué es la microflora facial y por qué debe cuidarse?

Ciudad de México.- En el cuidado de la piel existen muchos datos que desconocemos en torno a su composición. ¿Sabías que en nuestro rostro viven más de 500 tipos de microorganismos? Estos componen lo que se conoce como microflora facial, cuyo objetivo es ser la barrera protectora de nuestra piel contra elementos dañinos.

También conocida como flora cutánea, esta barrera protectora se va modificando conforme crecemos; de hecho, durante el parto, la madre transmite a su bebé bacterias vaginales y microbios cutáneos si nace por cesárea. En el momento de la pubertad se dispara la secreción de hormona del crecimiento y la piel se vuelve grasa. 

Te puede interesar: ¿Si tengo acné en la cara, qué órgano me está fallando?

Con la edad, la piel va cambiando gradualmente debido al debilitamiento del sistema inmunitario, la disminución de la renovación celular, la reducción de la sudoración y la alteración de la producción de sebo. 

Foto: Cortesía

Importancia de cuidar la piel con la edad

Por ello, la importancia de cuidarla día a día para evitar que se desequilibre y aparezcan padecimientos dermatológicos que pueden ir desde la aparición de brotes, espinillas e imperfecciones cutáneas, hasta dermatitis atópica o psoriasis facial.

Te puede interesar: ¿Tienes la piel estresada? Evítala con estos cinco consejos 

Cuando nuestra microflora facial está desequilibrada se nota a primera vista gracias a la resequedad, exceso de sebo, acumulación de brotes y enrojecimiento, por nombrar algunos. Y aunque no lo creas, el uso constante de productos inadecuados en tu piel, la sensibilizan y dañan.

Es vital que en el día a día nuestra piel obtenga lo que necesita para estar sana a través de productos cuya función específica sea cuidar nuestra barrera cutánea.

Te puede interesar: Cuida tu piel con estos cinco consejos

Limpieza de la piel

“El usar jabones de barra en el rostro daña la flora cutánea, estos jabones son alcalinos y alteran el pH natural de tu piel, por lo que elimina sus aceites naturales haciéndola más vulnerable a lesiones y resequedad. Lo ideal es complementar tu rutina con shampoo y loción facial para lograr la doble limpieza coreana, una tendencia que llegó para quedarse”, dijo Beatriz Magrassi, dermocosmiatra de ASH.

La piel habla, solo tenemos que aprender a descifrar sus necesidades para brindarle la atención precisa; ya sea con un suero hidratante para devolverle su esponjosidad, una mascarilla peel off con árbol del té para equilibrar la producción de sebo o bien, un tratamiento intensivo que te ayude a controlar los brotes sorpresivos. 

Te puede interesar: Sigue estas recomendaciones para mantener tu piel hidratada esta temporada

Recuerda que tu microflora facial es única; por ello, la constancia es elemental para llegar al objetivo: mantenerla saludable.

*Fuente: ASH Natural Concept

Ir al contenido